91 781 95 45

Si lo prefieres te llamamos nosotros

Pídenos presupuesto para tu seguro

Adartia en redes sociales

Facebook Adartia Twitter Adartia Google Plus Adartia LinkedIn Adartia


<< volver al blog

Los 4 errores procesales más frecuentes en los Procuradores (III)


22 Abr 16 | General

El impacto de la tecnología y la modernización de la justicia ha supuesto grandes cambios para todos los operadores jurídicos. El desarrollo e implantación de la comunicación telemática más conocida como “papel cero” y la reciente extensión de su uso a abogados, fiscales y Abogacía del Estado ha generado en sus primeros meses cierta inseguridad, lógica por otra parte, entre estos operadores.

cx-picture-100608993-primary.idge

El uso del sistema Lexnet es obligatorio también, a tenor del artículo 4 del RD 84/2007, para los Colegios de Procuradores que cuenten con los medios técnicos necesarios. Este Colectivo lleva desde hace varios años utilizando Lexnet y consideran que es la vía adecuada para agilizar la justicia. No obstante, reconocen que requiere tiempo, aprendizaje e inversiones para su correcto funcionamiento.

En esta línea se mostraba la secretaria de Estado del Ministerio de Justicia, Carmen Sánchez-Corté en una entrevista que publicaba la Abogacía Española “Cuando hablamos de LexNET y de la iniciativa de hacer obligatorio su uso desde el 1 de enero 2016, se olvida con cierta frecuencia que no es un proyecto que el Ministerio de Justicia haya puesto en marcha partiendo de cero. LexNET comenzó a impulsarse en nuestra Justicia hace más de diez años. En las CCAA gestionadas por el Ministerio de Justicia, los procuradores ya usaban LexNET en todas las jurisdicciones menos en la penal” puntualizaba.

Pese a ser profesionales que cuentan con gran bagaje en el uso de esta plataforma, no quedan exentos de enfrentarse a situaciones que puedan ser susceptibles de reclamación por parte de sus clientes debido a problemas en la notificación procesal. 

ricoh

Una Sentencia muy interesante y clarificadora en este sentido, la dictó la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo en  fecha 9 de Junio de 2014 (Rec.nº 2600/2013) en la que resolvió cual es el momento en el que se produce la notificación de un acto procesal al procurador de la parte a efectos del cómputo del plazo de caducidad del recurso. Según dicho Tribunal, notificado el auto a través de la plataforma Lexnet, su válida notificación se produce al día siguiente de su recepción en el buzón electrónico organizado por el Colegio de Procuradores. A efectos de recepción del documento, se tiene por acreditada en el momento en que el documento accede al buzón virtual de dicho Colegio, ya que es el momento donde el Procurador al que va dirigida tiene acceso a ella y por tanto, la demora en hacerlo no es motivo de alteración de dicho plazo.

¿Y cómo se acredita que dicha comunicación llegó al buzón? Para ello está el “resguardo acreditativo de la recepción” que se genera automáticamente y prueba que la comunicación procedente del órgano jurisdiccional llegó al servicio de notificaciones de los Procuradores. La recurrente alegaba que nunca se le notificó personalmente a través de su Procurador, pero el TS señaló que bastaba con que dicho documento tuviera acceso al buzón del Colegio de Procuradores sin que sea necesario un reenvío particularizado por dicho Colegio a cada Procurador ya que estos tienen pleno y libre acceso a aquél.

cell-phone-unlocking1_1

En ocasiones, las anomalías en la notificación de una sentencia vía Lexnet han impedido al cliente seguir litigando. En estos casos, el Procurador ha tenido que solicitar a los Tribunales que se proceda a las averiguaciones informáticas necesarias. Determinar la responsabilidad en estos casos no es nada fácil, por lo que de cara a agilizar la tramitación del asunto, y hasta poder depurar responsabilidades, se podría entrar a valorar la prosperabilidad del procedimiento. Esto ayudaría a determinar si dicho error ha de ser indemnizado, ya que si  la prosperabilidad del asunto era mínima o nula, no supone, en principio, un perjuicio para el cliente y por tanto ni existe pérdida de oportunidad, ni daño a indemnizar.

La Justicia Digital es ya una realidad y todos los operadores jurídicos, pese a las dificultades propias de cualquier implantación, están demostrando en tiempo récord su disposición y facilidad de adaptación al cambio.

En el siguiente artículo veremos otro de los errores más comunes en los Procuradores: el pago tardío del depósito necesario para apelar.


Comentarios

Deja un comentario